Crononutrición

Crononutrición

La crononutrición se basa en la relación existente entre el metabolismo del cuerpo humano y el reloj circadiano del mismo, usándose para el beneficio de la salud.

Este reloj interno se basa en los ciclos de sueño/vigilia, y actúa sobre el metabolismo, la regulación endocrina, el sistema inmune, funciones cognitivas y funciones psiquiátricas.

Por lo tanto, de forma más resumida, podemos decir que la crononutrición es la nutrición que se basa en ciertos momentos del día como mejores o peores para ingerir los diferentes tipos de nutrientes.

Mitos

Por supuesto, me imagino que muchos ya los conocereis, pero hay una serie de mitos que deberían ya estar fuera de nuestras cabezas los cuales voy a enumerar a continuación:

  • No desayunar ralentiza el metabolismo.
  • Comer carbohidratos a partir de las 18:00 horas engorda.
  • Necesitas hacer 6 comidas al día para acelerar tu metabolismo.
  • Es esencial comer como más tardar 30 minutos después de entrenar para aprovechar la ventana anabólica.

Esto no tiene relación real con la crononutrición, aunque puedan tener algo de verdad.

Teoría

Nuestro cuerpo tiene un patrón, este se basa en que a nuestro cuerpo le gusta el día, las horas de luz, donde se supone que hace ciertos procesos como los procesos metabólicos, digestivos y hormonales, los cuales si se alteran lo acabaremos notando en ciertos apartados de nuesta vida (aumento del apetito por la alteración de la leptina).

Como ejemplo a explicar me gustaría escoger el mito de “Comer carbohidratos a partir de las 18:00 horas engorda.”

Actualmente sabemos que no es cierto, ya que las calorías son las mismas y la respuesta glucémita también, pero también es cierto que la insulina trabaja algo peor por la noche, por lo tanto, esta frase adaptada y escrita de forma correcta podría ser: un exceso de carbohidratos nocturnos puede absorberse peor.

Otra frase que me gusta mucho y que la oigo muy a menudo es: “Da igual cuando lo comas, lo importante es llegar a tus requerimientos diarios”. Esta frase también es cierta, en parte.

Tal vez sea más interesante hacer una repartición equitativa de nutrientes, sobre todo de proteínas, como bien nos indica este estudio (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19057193), para mantener un sintesis de proteína muscular óptima.

Deja un comentario