Cómo influye lo que comemos en la salud de nuestra boca

Cómo influye lo que comemos en la salud de nuestra boca

Tener una correcta salud bucodental es importante para que no aparezcan problemas como caries o sensibilidad, ya que los problemas relacionados con la boca suelen ser dolorosos y con un coste elevado para nuestro bolsillo.

En esta ocasión toca hablar de como prevenir que nuestra alimentación nos afecte a nuestros dientes.

¿QUE NOS AFECTA MÁS?

  • Azúcar: Los productos azucarados como las bebidas o alimentos, suelen producir caries, ya que el mismo azúcar se relaciona con esta patología, sobre todo si se consume en forma de picoteo, ya que no se suele limpiar los dientes.
  • Alimentos ácidos como por ejemplo el vinagre, la cerveza, el vino… Ya que este tipo de alimentos desgastan el esmalte dentario pudiendo provocar mayor sensibilidad a largo plazo.
  • Picar entre horas supone un riesgo debido a que los alimentos pueden quedarse en los dientes, así como tampoco secretamos una cantidad de saliva suficiente como por ejemplo en una comida principal y por tanto no tenemos el mecanismo de protección que nos ofrece nuestro cuerpo para deshacer los alimentos.
  • Alimentos adhesivos o blandos que puedan quedarse pegados a nuestros dientes y afecten de alguna manera a la estructura dentaria.

¿CÓMO PODEMOS EVITARLO?

  • Hacer comidas completas y evitar el picoteo, ya que como he dicho anteriormente, la saiva juega un papel fundamental en la protección de los dientes protegiéndonos de los alimentos ácidos y ayudando en la descomposición de la comida.
  • El consumo de alimentos lácteos puede contribuir a una mejor salud bucodental, ya que las proteínas de la leche son fundamentales para la formación de unos dientes fuertes y para evitar la caries.
  • El consumo de calcio, vitamina D y flúor está relacionado con la correcta formaicón de unas piezas dentales fuertes.
  • Tanto la vitamina C como la K son esenciales para una correcta salud de las encías.
  • Una cantidad adecuada de vitamina B nos ayudará a evitar las aftas, úlceras o la descamación de la mucosa de la cavidad oral, la lengua y los labios.
  • Por supuesto, no olvides lavar los dientes con un buen dentífrico, usar de forma correcta el hilo dental y también hacer uso de colutorios aptos para tu boca.

Deja un comentario