¿Cómo es el deporte siendo diabético?

¿Cómo es el deporte siendo diabético?

Sobre 6 millones de personas sufren actualmente en España de esta enfermedad, ya de por si es un extra a tener en cuenta en tu día a día, y más aún si haces deporte, ya que hay que ser preciso a la hora de medicarse.

Diferentes tipos de diabetes

Captura de pantalla 2021-04-21 a las 19.46.14.png

El medicamento más conocido; la insulina

Pues no es más que una hormona que se produce en el páncreas y que es necesaria para regular la cantidad de glucosa que tenemos en la sangre.

En el caso del medicamento, contiene las mismas propiedades pero en este caso se produce de forma artificial para tratar esta enfermedad.

Su funcionamiento es muy sencillo, coge la glucosa que está presente en sangre y la acompaña para que esta penetre en la célula y así poder ser usada como fuente de energía.

En la otra parte tenemos al glucagón

La insulina no es la única hormona que se produce en el páncreas, también tenemos el glucagón, una hormona que hace lo contrario a la insulina, es decir, aumenta los niveles de glucosa en sangre

Si nuestro cuerpo produce estas hormonas de forma adecuada no tenemos que preocuparnos de nada, pero ahora imaginaros que nuestro páncreas falla, por cualquier motivo y que dependemos de ciertos medicamentos para controlar la cantidad de glucosa que está en nuestra sangre y que a su vez necesitamos unas cantidades de glucosa adecuadas para realizar deporte.

Cuidado, que no todos los diabéticos andan entre agujas

Muchas personas que sufren de esta condición pueden llevar un control de su diabetes mediente antidiabéticos orales, es decir, unos medicamentos que se consumen de forma oral y son, claramente, mucho más cómodos que la insulina.

El tipo de usuario al que va destinado suele ser para pacientes con Diabetes Mellitus Tipo II o Síndrome metabólico, quedando descartada para la Diabetes Tipo I.

Se deberían recetar siempre y cuando no se pudiera controlar esta diabetes o incluso revertir con una dieta y ejercicio físico, pero ya sabemos todos cómo funciona la sanidad, al menos en España, dónde es más facil recetar una pastilla que incidir y tratar mejor a un paciente.

Si, si, pero dame cantidades de insulina

Pues va a ser que no, esto es más complicado de lo que parece y hay varios factores a tener en cuenta para saber realmente la cantidad que necesitamos, aunque recalco y matizo, cada persona es diferente y tiene necesidades diferentes, mejor tratar esto con el médico y/o nutricionista de cada uno y que en base a lo que necesitéis os vaya orientando, pero de todas formas comentaré cuales son las variables en cuestión.

No debería practicarse deporte nunca si la glucemia se encuentra <70 mg/dl o por encima de 300 mg/dl

Variables:

  • Cantidad de glucosa en sangre, es decir, hacer una medición antes, a veces durante (dependiendo del tiempo e intensidad de la actividad) y otra después. Cuidado incluso las siguientes 24 horas porque dependiendo de la duración e intensidad del ejercicio puede haber una hipoglucemia.
  • Duración del ejercicio.
  • Tipo de ejercicio.
  • Si se suplementa o no con hidratos de carbono.

Material extra del deportista

Cómo ya dije antes, estas personas tienen que tener un control mayor, algo más de lo que preocuparse a la hora de vivir y para salir a hacer deporte, más de lo mismo.

El kit en cuestión que se recomienda llevar:

  • Medidor de glucemia capilar con sus correspondientes tiras, vayas o no a hacer una medición durante el ejercicio.
  • Medidor de cuerpos cetónicos.
  • No olvides llevar una cantidad de agua adecuada, mejor nunca quedarse corto.
  • Hidratos de carbono de absorción rápida (suelen ser de entre 10-30 gr)
  • Aquí tenemos en forma de bebida, geles, zumos o incluso sólidos.
  • Kit con glucagón.
  • Pulsera médica con datos de la persona, por si alguien lo puede ayudar en caso de haber algún problema.
  • En caso de llevar un sistema de perfusión de insulina, no olvidarse de llevar recambios, mejor que sobre.

Deportes con varias horas de duración

En este tipo de deportes (cómo el ciclismo), donde la práctica es de varias horas, el riesgo de sufrir una hipoglicemia durante la actividad es mayor, aunque cuidado, que también puede darse después de realizarse, incluso varias horas depués.

Las recomendaciones generales para estar lo más tranquilo posible indican que se debería realizar el consumo de hidratos de carbono y realizar controles glucémicos durante la actividad, más o menos cada hora.

Debería mantenerse más o menos la glucemia rondando entre los 120 y 180 mg/dl y las dosis de hidratos de carbono varían entre 30 y 60 gr cada hora.

Vuelvo a destacar la importancia de individualizarlo, ya que no todos somos iguales y esto se trata de ir controlando poco a poco con el tiempo y ayuda de profesionales de la salud.

Por último, remarcar la imporancia de la hidratación, recomendándose ingerir entre 500 ml y 1 l de líquido (agua o bebida isotónica) por cada hora, así como la recomendación de usar una ropa adecuada para no tener problema de sudoración excesiva o incluso algún golpe de aclor.

Deja un comentario