Comer… ¿algas?

Comer… ¿algas?

A la mayoría de la población nos puede sonar raro el hecho de consumir algas, pero en paises del continente asiático es parte de su cultura.

Clasificación

  • Phaeophyceae: Conocidas como algas pardas o marrones, engloban un total de 265 géneros con más de 1500 especies. Dependiendo de la especie puede contener entre 10 y 70 gr de hidratos de carbono, entre 5 y 20 gr de proteína, 1 y 5 gr de grasa y entre unos 10 y 70 gr de fibra.
  • Rhodophyta: Son als conocidas comunmente como algas rojas y cuentan con unas 7000 especies. Dependiendo de la especie puede contener entre 10 y 70 gr de hidratos de carbono, entre 7 y 45 gr de proteína, entre 1 y 5 gr de grasa y entre 5 y 40 gr de fibra.
  • Chlorophyta: Son lass más cercanas a las plantas terrestes, las algas verdes. Se componen de entre 10 y 65 gr de hidratos de carbono, entre 1 y 3 gr de proteina, entre 1 y 6 gr de grasa y entre 3 y 60 gr de fibra.

Proteína

Algunas epecies tienen una cantidad y calidad similar a la proteína de carne de vaca, el problema es que las algas se consumen en menor cantidad.

No debemos olvidar que la forma en la que se estima la cantidad de proteína es en base al nitrógeno que estas contienen, pudiendo arrojar en los resultados más proteína por sus compuestos nitrogenados que la realmente contenida en el alga en cuestión.

Dependiendo de la especie, podrá contener más o menos cantidad de aminoácidos ensenciales, aunque la mayoría contiene una gran cantidad de lisina, a diferencia de las plantas o alimentos terrestres que no son de origen animal y son defiencietes en este aminoácido como puede ser el arroz, maíz, soja o trigo.

Cabe destacar que la cantidad de proteína y de aminoácidos esenciales varian dependiendo de la especie del alga en cuestión, así como de la época del año, pero esto puede usarse a favor si se realizan un plan óptimo de cosecha.

La digestibilidad es similar a la de las plantas terrestres que conocemos, aunque parece que el realizar alguna combinación de diferentes algas que contengan diferentes tipos de proteína mejora la biodisponibilidad de estas, dato interesante de cara a suplementos alimenticios.

Fibra

El consumo de fibra dietética se asocia com mayor saciedad y pérdida de peso, ratardo en el vaciado gástrico y su consecuente mejora en el control glucémico, entre otros beneficios.

La fibra presente en la mayoría de algas puede contribuir de la misma forma que lo hace la fibra de los alimentos terrestres, eso si, debemos tener en cuenta la cntidad de contienen en la ración a consumir.

Hay algas que contienen un tipo de fibra que se usa mucho en la industria alimentaria como espesante.

Grasas

La cantidad varía a lo largo del año, siendo mayor en invierno y menor en verano. De la misma forma, la composición de los ácidos grasos también es distinta, variando con las temporadas.

La parte buena es que los lípidos procedentes de las algas son muy digeribles, hasta en un 98%.

Lo complicado aparece cuando nos damos cuenta de que no se consumen algas en grandes cantidades, así como la cantidad de grasa presente no es muy alta, por lo tanto no parece ser que puedan tener un gran impacto en la dieta.

A pesar de esto, se podrían llegar a usar en forma de complemento alimenticio, ya que puede ser extraídos.

Polifenoles

Son unos componentes complejos que a menudo se unen a polisacáridos presentes en la pared celular, protegiendo así del daño oxidativo.

Las algas que contienen este compuesto en mayor medida, son las marrones. La actividad biológica de estos polifenoles presentes en estas algas, tienen un supuesto potencial anticáncer. También se ha sugerido la inhibición de enzimas digestivas para prevenir la absorción de lípidos.

La biodisponibilidad es baja en general, aunque varía en relación a la variedad de la alga

Los estudios disponibles son escasos, pero en ratones parece poder controlar la glucosa en sangre, previniendo así la diabetes.

Se probó en adultos, donde se le dieron extracto polifenoles procedentes de algas, y se consiguió reducir la cantidad de colesterol total y LDL.

Fucoxantina

Es el principal carotenoide presente en las algas, se extrae de las algas pardas y en este caso contribuyen a la fotosíntesis y una de sus funciones principales es que facilitan la protección contra el daño que puede causar los rayos UV.

En productos alimenticios se ha comprobado su beneficio en la ralentización del proceso de oxidación lipídica en carnes.

Se cree que puede reducir el riesgo de diabetes y obesidad, aunque no está del todo claro ya que fueron estudios realizados en animales e in vitro.

A pesar de haber algún estudio en humanos con un ligero sobrepeso donde se ven mejoras en la pérdida de grasa, no encontramos evidencia suficiente para achacarlo a este componente.

Micronutrientes

Son una fuente de, dependiendo del tipo de alga, de calcio, magnesio y/o hierro entre otros, pero realmente no parecen ser grandes las cantidades de estos micronutrientes en relación a las cantidades que se consumen de algas.

Vitaminas

En este caso si parece ser interesante, ya que contienen grande s cantidades de vitaminas liposolubles e hidrosolubles. Su consumo puede mejrorar los niveles de estas vitaminas, aunque hay que esperar más a diferentes estudios para poder saber la verdadera biodisponibilidad en humanos.

Sal

Pueden incluir bastante sal en su composición, aunque en porciones de 5 gr de alga puede rondar entre los 0,15 y o,35 gr de sodio.

Yodo

Este oligoelemento es necesario para una correcta función de las hormonas tiorideas.

Los estudios hasta el momento realizados en relación a la función hormonal y el consumo de estas algas es confusa, ya que las poblaciones que consumen este alimento suelen ser asiáticas, y se observan diferentes variaciones.

La biodisponibilidad del yodo en las algas depende de la especie y época del año.

Conclusiones

La calidad nutricional de las algas parece ser bastante buena, hay alguna con gran cantidad de proteína, minerales, vitaminas, fibra, etc.

También hay estudios que relacionan el consumo con beneficio spara los humanos como antiviral, alticoagulante, antioxidante, entre otros.

Fuentes

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7345263/

https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182012000400014

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6551690/

Deja un comentario