Brain Fog, la posible causa de tu poca concentración

Brain Fog, la posible causa de tu poca concentración

Este término se refiere a una condición no cínica con unos síntomas característicos que te puede perjudcar a la hora de concentrarte, aprender cosas o mismo agotarte mentalmente.

Síntomas (Duración indeterminada)

  • Falta de concentración.
  • Olvido puntual de ciertos recuerdos.
  • Deconcierto.
  • Falta de concentración.
  • Fatiga mental.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Dolor de cabeza.
  • Desorientación.
  • Posible ansiedad.
  • Apatía.

Causas más comunes

A pesar de ser una condición que afecta a mucha gente, no es algo normal ni que debiéramos padecer, por eso voy a citar las causas más comunes para que indaguéis un poco más y comprobar si podéis mejorarlo.

  1. Alimentación

Necesitamos tener una correcta alimentación, ya que si nuestra nutrición es deficiente podremos acabar padeciendo Brain Fog. Un claro ejemplo puede ser el consumo excesivo de carbohidratos refinados (Azúcar, cereales de desayuno, galletas, etc), ya que al elevarse la insulina a niveles muy altos, esta caerá rapidamente, y por lo tanto acabará afectando a nuestro rendimiento de forma negativa.

Otra parte importante es no olvidar el consumo de grasas de buena calidad, como puede ser el Omega-3, y a pesar de que el cerebro funciona, al menos en principio, con carbohidratos, también hay que tener en cuenta que realmente está fomrmado en su mayoría por grasas.

Cabe mencionar que se debería tener cuidado con las alergias alimentarias, así como intolerancias, que también nos puede afectar.

  1. Deshidratación.

La falta de agua puede causarnos problemas de concentración, incluso cuando sea una deshidratación ligera y nosotros no lo notemos.

  1. Carencias de nutrientes

La carencia de determinados nutrientes como las vitaminas, magnesio, o el omega-3 como hemos mencionado antes, puede derivarnos en esta afección.

  1. Mal descanso y/o estrés

Si no dormimos lo suficiente, o no descansamos todo lo que necesitamos, los síntomas al día siguiente suelen ser claros, nos notamos cansados y con poca claridad para pensar.

Por otro lado, el estrés hará que se eleve el cortisol, y esta a su vez los radicales libres, los cuales en exceso pueden provocarnos síntomas claros de Brain Fog.

  1. No haces deporte

La actividad física mejora la circulación sanguínea, así como mejora diferentes áreas cerebrales, haciendo que nos sintamos más atentos y activos durante el día.

Cabe la opción de que ninguno de estos casos te funcione, no por eso sigues siendo el culpable, más bien puede darse que debido a tu salud no puedas mejorar, enfermedades como desajustes hormonales o fibromialgia harán que sigas igual.

Deja un comentario