Ayuno Intermitente ¿es para todos?

Ayuno Intermitente ¿es para todos?

Todos hemos oido hablar del famoso ayuno intermitente, parece ser que está de moda y hay mucha gente que lo cataloga como el Santo Grial para ser inmortal y otros que hablan de este método como algo engañoso y que incluso puede resultar en un desastre metabólico. En este artículo intentaremos ver quién está en lo cierto e incluso para quien puede servir.

¿Qué es?

La explicación más sencilla y resumida es que consiste en comer en una franja horaria determinada, habiendo varios tipos y combinaciones, el más común es 16 horas de ayuno y 8 horas donde realizas las comidas que necesitas.

Mucha gente comienza a probar con el ayuno 12/12, que consiste en comer en una franja de 12 horas y hacer ayuno las otras 12 horas.

Teniendo en cuenta que dormimos 8 horas, con hacer la última comida 2 horas antes de irse para cama y desayunar 2 horas después de levantarse ya estaríamos haciendo un ayuno de 12 horas.

Pérdida de peso/Obesidad

Diversos estudios (1, 2, 3, 4) han encontrado efectivo el uso del ayuno intermitente para bajar de peso, esta premisa se da debido a que restringiendo las horas donde comemos, haremos una comida menos y podremos ingerir menos calorías, siendo así efectivo para bajar el porcentaje graso.

Si no se da una condición de déficit calórico no lograremos bajar de peso, por lo tanto debemos controlar lo que ingerimos ya que no solo con hacer ayuno lograremos alcanzar nuestro objetivo.

Insulina y glucosa

Se ha encontrado evidencia de que puede incluso llegar a mejorar los parámetros de insulina y glucosa en ayunas (fuente), dejándolos en unos niveles saludables. A parte de mejorar estes parámetros, también mejora la sensibilidad a la insulina de algunos de los sujetos, pudiendo hacer uso de la misma de una forma más eficiente.

De hecho, se observó en algún estudio que puede llegar a mejorar las células ß pancreáticas, las cuales se encargan de la secreción de la insulina (fuente).

Inflamación sistémica de bajo grado

Esta inflamación puede ser causada por múltiples motivos, uno de los más comunes es la obesidad y la mala alimentación. Lo que suele provocar esta inflamación suele ser enfermedades cardiometabólicas.

Resulta que los individuos que siguen esta estrategia nutricional pueden llegar a reducir esta inflamación, mejorando así los parámetros cardiometabólicos, al menos según nos muestra la web healthline.

Otra serie de características

A parte de las mencionadas anteriormente, hay otras mejoras que no podemos dejar de mencionarlas, pero que tal vez no tengan tanta evidencia cómo las anteriores.

En el estudio realizado por Elizabeth Sutton y col,  observaron que la presión sanguínea basal, pero a su vez también observaron una reducción del estrés oxidativo.

Cabe mencionar que un estrés oxidativo elevado a lo largo del tiempo puede suponer un factor de riesgo para múltiples enfermedades como por ejemplo el Parkinson o el Alzheimer.

Por último, en este mismo estudio también se menciona una reducción del apetito en algunos sujetos, pero esto dependerá del sujeto y del resto de parámetros que influya en sus niveles hormonales, pero el ayuno puede favorecer a equilibrar estos niveles.

 

Deja un comentario